4 de Diciembre: El “No día de Andalucía”

4-de-diciembre-dia-de-la-afirmacion-identitaria-de-andalucia

Por Mercedes Serrato. Artículo originalmente publicado en Cámara Cívica

El 4 de Diciembre, la mayoría de nuestros padres y madres salieron a la calle. La democracia era un borrón ideológico que sólo se intuía en una España que atravesaba su incierta etapa de transición. Las manifestaciones se vivían como una celebración de la libertad, porque según cuentan, había conciencia de lo que se debía pedir.

En palabras del antropólogo, profesor y nunca demasiado leído Isidoro Moreno, el sueño duró poco. La reivindicación histórica que Andalucía hacía de su identidad, incluso de su, y léanlo sin miedo, nacionalidad, era el legado ancestral de Blas Infante; condensación de batallas perdidas que tal vez, por una sola vez, podían ganarse; y la muerte de Manuel José García Caparrós fue el triste cénit de la expresión del momento, las resistencias al cambio, la democracia que nadie sabía manejar.

La Antropología posee un concepto muy útil para racionalizar las identidades de los pueblos. Se trata de la Etnicidad. Existe etnicidad  cuando un grupo humano se ha conformado como grupo étnico, es decir, a través de un proceso histórico común, este grupo ha adquirido elementos culturales propios que actúan como marcadores de la identidad colectiva, producto de la trayectoria en que se han incorporado e integrado elementos diversos. En el caso de Andalucía, desde la tradición tartesa o romana, hasta nuestros días, pasando por los pobladores musulmanes, ha cristalizado en nuestra cultura una particular forma de vida, arte, etc. Es esta conformación particular la que diferencia unas regiones de otras, aunque en ocasiones la ciudadanía no tenga una conciencia clara de esta. La manifestación política de la Etnicidad es el Nacionalismo.

La identidad andaluza ha sufrido lo suyo a lo largo de la historia. idealizada en el exótico peligro de la literatura romántica del XIX, despreciada por Ortega y Gasset, ridiculizada en tiempos de dictadura y convertidos muchos de sus elementos distintivos en “españoladas”, para que además del escarnio,  olvidáramos lo propio para avergonzarnos de lo común. Así se genera una identidad, y así se intenta que la olvidemos…

Hay aún algunas resistencias al olvido, determinadas fuerzas de la naturaleza o del conocimiento que aún se niegan a perder lo poco que queda de un sueño andalucista que por no tener, ya no tiene ni un partido que lleve el gentilicio autonómico.

El pasado día 1 de Diciembre, en el paraninfo de la Universidad Pablo de Olavide, se celebró “Andalucía en el Debate Territorial”, una mesa redonda que pretendía poner negro sobre blanco determinadas cuestiones, que pese a la anestesia y los eclipses, siguen bajo la piel de este trozo de mundo. En la mesa, el ya citado profesor Isidoro Moreno, Raúl Rodríguez, antropólogo, músico, investigador de lo divino y trovador de lo humano, y Teresa Rodríguez, parlamentaria andaluza. Moderando, Javier Escalera, antropólogo y profesor de la universidad anfitriona.

Las ideas comienzan a sobrevolar las cabezas: El 4 de Diciembre fue nuestra oportunidad para equipararnos a otras comunidades. Fijar la celebración el 28 de Febrero era la eficaz estrategia para que nos bebiéramos sin protestar el “café para todos”.

Ahora, puede que estemos viviendo otro momento de transición. Tal vez asistimos a una nueva reconceptualización de la política, con la herramienta de la protesta una vez más. Pero hemos olvidado la reivindicación andaluza. No está en la agenda de nadie, ni siquiera en las nuestras. Incluso se comienza a filtrar el discurso de que Andalucía no es Cataluña, y que por eso mismo no va a proceder igual.

Pero tal vez sea una simple cuestión de coger la medida de las cosas. No hay que pretender separarse de España para reivindicar esta tierra, esta forma de vivir, de entender la vida, estos problemas para los que nadie nos da soluciones y, lo que es peor, estos problemas que no podemos solucionar por falta de herramientas, recursos, mecanismos…

El debate se enroca y despliega como una serpiente. Jóvenes cerebros comienzan a procesar algunas ideas, la conciencia del cambio, una fecha, que ya de paso, convertiría en acueducto sin fin el puente de Diciembre …

Raúl Rodríguez habla de la Siria de hace un puñado de siglos, de cómo eso influyó en Andalucía tal y como la entendemos ahora. Recuerda a negros sevillanos que en Cuba se paseaban como hombres libres. Canta con un instrumento raro y mágico.

Esta tierra cobra más sentido cuando se analiza así, cuando la política no son sólo partidos y la cultura no es ocio sin peso.

Esta es la resistencia que nos queda al olvido del 4 de Diciembre, la foto sin colores de un tiempo en que se soñó con algo que ya ni se piensa.

Y ahora que al sur del Sur de la piel de toro se ensaya con bombo y caja la melodía del pueblo que se liberará en tiempo de carnestolendas, dejemos un eco de la celebración que nunca fue, de la conmemoración que se va borrando en la política de un mundo frenético que con demasiada frecuencia, tropieza en la misma piedra todas las veces posibles.

____________________________________

Bibliografía

Cano, G. Lacomba, J.A. La identidad del pueblo andaluz: Factores estructurales de la identidad andaluza. Defensor del Pueblo Andaluz: http://www.defensordelpuebloandaluz.es/content/la-identidad-del-pueblo-andaluz

Coca Pérez, A. del Río Sánchez, A. Talego Vázquez, F. De la protesta: Apuntes de los nuevos movimientos sociales en Andalucía. En: Jiménez de Madariaga, C. Hurtado Sánchez, J. (Coords) Andalucía: Identidades Culturales y Dinámicas Sociales. 209-260. 2012.

Escalera Reyes, J. Sociabilidad, relaciones de poder y cultura política de Andalucía. En: Moreno Navarro, I. Agudo Torrico, J. (Coords) Expresiones culturales andaluzas. PP 127-163. 2012.

Moreno Navarro, I. La Cultura Andaluza en el comienzo del Tercer Milenio: Balance y perspectivas. Revista de Estudios Regionales, N 63, PP 137-157. 2002.

Moreno Navarro, I. Plurinacionalidad del Estado, construcción europea y mundialización. Revista de Estudios Regionales. N 54, PP 161-172. 1999.

Moreno Navarro, I. Andalucía: Identidad y Cultura. Estudios de Antropología Andaluza. Revista de Estudios Regionales, N 38, PP 244-249. 1994.

Camara Civica

Cámara Cívica es una plataforma de fomento de la cultura política en la sociedad. Engloba una serie de proyectos de comunicación basados en la idea de que se puede hablar de política, Derecho, economía, filosofía o de cualquier tema de una manera amena y divulgativa.

Be first to comment