¿Qué es Blockchain?

Por Stefano de Marco

 

La posibilidad de convertir divisa en “dígitos” y enviarla electrónicamente no es un concepto novedoso. Desde ya hace años funcionan los sistemas de pago proporcionados por Mastercard y Visa, por ejemplo, que permiten a vendedores y compradores transferir el dinero necesario para sus intercambios comerciales. De forma similar funcionan también los conocidos Paypal y MoneyTransfer. Bastante recientes son, sin embargo, las tecnologías de registros distribuidos, también llamadas Blockchain o cadena de bloques.
Si bien este tipo de plataforma se ha hecho famosa por sostener el protocolo Bitcoin, son muchos los expertos y las instituciones que se plantean cómo Blockchain revolucionará muchos aspectos de nuestra sociedad en el medio plazo. En efecto, las posibles aplicaciones de este tipo de plataforma son múltiples y van desde la acreditación de propiedades a la certificación de identidad, la ratificación de contratos y la certificación de las cadenas de producción. No sólo el mundo de la finanza entonces, sino que muchos aspectos de la vida productiva y comercial de nuestra sociedad pueden estar a punto de vivir una auténtica revolución. Citando un informe del BBVA Research: “la tecnología de Blockchain ofrece un gran potencial, por lo que atrae la atención de gobiernos, empresas y capital de riesgo a un ritmo rápido”.

¿QUÉ ES BLOCKCHAIN Y CÓMO FUNCIONA?

La tecnología Blockchain permite el intercambio seguro de datos entre usuarios mediante dos procesos distintos. Por un lado, el registro público y cronológicamente ordenado de las transacciones realizadas. Dicho registro es visible a todos los usuarios de la plataforma, aumentando así la trasparencia y la posibilidad de control sobre las transacciones. Por otro, el proceso de “minería”. Éste consiste en la confirmación, por parte de los demás usuarios, de las transacciones que tienen lugar en el sistema mediante la implementación de algoritmos matemáticos. A tal respecto, es importante destacar que la tarea de minería es bastante compleja, así que sólo algunos usuarios son habilitados a su implementación, previa compensación en “moneda virtual”.
Entrando en detalles más técnicos, Blockchain se caracteriza por un conjunto de elementos como: “un protocolo seguro para el envío, la recepción y el registro de un determinado valor mediante métodos criptográficos; un contenedor que transporta el valor a través de la red; un sistema de incentivos para obtener la colaboración de usuarios y máquinas en la implementación de las tareas propias del protocolo (minería); una licencia opensource para el software; y una estructura de gobernanza” . Todo ello, por supuesto, rigurosamente a través de internet.
Como se verá más adelante, el efecto disruptivo de esta tecnología suele estudiarse en relación con el sistema bancario y financiero, ya que “Blockchain hace que la intermediación por parte de agentes terceros, como los bancos o las compañías de tarjetas de crédito, se convierta en algo obsoleto, ya que la verificación de las transacciones viene operada a través de un proceso peer to peer que premia todas las verificaciones exitosas”.

ALGUNOS POSIBLES EFECTOS POSITIVOS DEL BLOCKCHAIN

Antes de ver los efectos disruptivos de Blockchain, es importante ver las potenciales mejoras en diferentes ámbitos económicos y sociales. En efecto, numerosos estudios recientes profundizan en los potenciales efectos positivos de esta tecnología. En primer lugar, y desde el punto de vista del consumidor, cabe mencionar la reducción de los riesgos del “doble gasto”, gracias al sistema para el control difuso de las transacciones. Además, implicaría un considerable ahorro en términos de comisiones para las transacciones de pagos y transferencias de fondos: casi 20.000 millones de euros según el Parlamento Europeo.
En segundo lugar, habría posibles cambios en la estructura del mercado financiero, del registro de propiedades o en la escritura de contratos. Un informe del World Economic Forum plantea que estas plataformas podrían: favorecer la inclusión financiera de los mercados emergentes, debido a la adquisición de masa crítica relacionada con el control difuso; generar nuevas tipologías de activos comercializables, ya que Blockchain puede alojar todo tipo de intercambio de valor y permitir así que todo tipo de bien se convierta en un activo comercializable; mejorar los registros de propiedad en los mercados emergentes y generar contractos y servicios legales cada vez más vinculados al código de Blockchain, acreditar la identidad de una persona o certificar las cadenas de producción. Por último, este tipo de plataforma permitiría la escritura y ejecución de los “contratos inteligentes”. Éstos contienen los mismos términos de un contracto habitual, pero se diferencian en que es un protocolo informático que ejecuta los términos contractuales. Según el FMI la tecnología Blockchain haría que los contratos inteligentes sean de automática ejecución, aumentando así la velocidad, la eficacia y la confianza en la efectiva ejecución de los contratos, sin tener que pasar por ulteriores interpretaciones y controles legales.
También podría implicar innovación en el ámbito del comercio, sobre todo electrónico, ya que permitiría desarrollar nuevos sistemas de micropago en línea o fusionar diferentes formas de pago ya existentes en una única aplicación segura y fácil de usar . En este sentido, muy relevante es el caso de la startup canadiense openbazaar que, basándose en una plataforma Blockchain y en el uso de contratos inteligentes está intentando hacer competencia a Ebay en la compra-venta de objetos de segunda mano.
Finalmente, un reciente informe del gobierno británico , plantea las posibles ventajas de la aplicación de esta tecnología en el ámbito del gobierno y administración pública. Entre ellas, la posibilidad de mejorar la recaudación de impuestos y hacer más eficiente el gasto social; controlar y hacer más eficiente la ayuda a la cooperación y desarrollo; y acabar con los problemas de transferencia del IVA entre países de la Unión Europea, ya que actualmente tiene un coste estimado entre 151 y 193 miles de millones de euros en falta de recaudación impositiva. A tal propósito, en una reciente encuesta , 800 ejecutivos y expertos en el sector de la comunicación e información han estimado que la adopción del Blockchain para usos gubernamentales debería llegar a ser una realidad ya a partir del 2023. Además, el 73% de los entrevistados prospectaban que dentro de 2025 los gobiernos recaudarían impuestos mediante esta plataforma, y el 58% de ellos vaticinan la posibilidad de que hasta el 10% de PIB mundial estaría siendo gestionado a través de Blockchain.

BANCOS, FINANZAS Y BLOCKCHAIN

A nivel mundial, el valor total de los Bitcoin en circulación asciende a los 4.000 millones de dólares. Además, desde 2014 las inversiones de capital de riesgo con Bitcoin en startup aumentado hasta casi 700 millones de dólares. En un día normal se realizan alrededor de 120.000 transacciones a través de la Blockchain de Bitcoin, por un valor total de 75 millones de dólares. Sin embargo, y es importante recordarlo, la plataforma Blockchain puede suportar otros tipos de datos o archivos que no sean Bitcoin. Incluso otras divisas del “mundo real”. Así pues, cabe mencionar el ejemplo de la startup neoyorquina R3 que, respaldada por 25 bancos, entre los cuales el Bank of America, Citibank, Deutsche Bank, HSBC, Royal Bank of Canada , está recientemente trabajando en la realización de transferencias interbancarias a través de plataforma Blockchain . Diferentes informes coinciden en que la difusión de Blockchain conllevará la descentralización de las instituciones financieras, ya que en esta plataforma el intercambio de valores se produce de forma directa entre usuarios. Esta tendencia queda aún más evidente si se piensa que firmas del mundo financiero como American Express, Bain Capital, Deloitte, Goldman Sachs, MasterCard, la New York Life Insurance Company y la bolsa de Nueva York están recientemente invirtiendo millones de dólares en empresas vinculadas con el uso de Bitcoin y las plataformas Blockchain (money.cnn.com ). El caso más llamativo es el de la empresa Chain, en la que el año pasado Capital One, Citi Ventures, el Nasdaq y Visa invirtieron 30 millones de dólares.
Otro factor que puede empujar este cambio es la creciente desconfianza de los consumidores están perdiendo confianza en los bancos. Según datos de Gallup , por ejemplo, en EEUU la confianza en los bancos y otras instituciones financieras cayó, a raíz de la gestión de la crisis, desde el 49% al 26% entre 2006 y 2013. Siempre según Gallup, y en el mismo tramo temporal, en Alemania se ha pasado de poco más del 50% al 37% de confianza y en España del 53% al 9%.

CONCLUSIONES

La difusión de este tipo de plataformas todavía no es a larga escala, pero diferentes informes junto con la opinión de numerosos expertos del sector indican que en el medio plazo muchos aspectos de nuestras vidas se verán modificados por este tipo de tecnologías. En conclusión, y a modo de recomendación, se sugiere plantear estudios más profundos acerca de los potenciales de estas tecnologías en sectores estratégicos para los clientes.

 

Publicado también en Socialkey.es

 

 

Be first to comment